Vicepresidente - Amara Cantabria
21993
page,page-id-21993,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Vicepresidente

Miembros
miembro-vicepresidente-ampliar

Papá de Irene

David Sañudo González

Lo primero presentarme soy el papá de Irene que así es como nos conoce todo el mundo en el momento que entramos en el Hospital.

 

Todo empezó un lunes de Enero la niña tenía el ojo un poco hinchado y había ido con su mamá al médico de cabecera, nos trasladaron con urgencia a la Residencia Cantabria y después de un escáner el diagnóstico era claro. Nunca olvidaré de la manera que me lo dijeron, lleva estos papeles a Urgencias y les comentas que tu niña tiene cáncer. Mi vida entera se derrumbaba solo podía ver a mi princesita jugando con su mamá. Fue una semana horrible, pruebas todos los días cada día noticias peores que el día anterior. Mientras tanto yo tenía que ir todos los días a dormir con su hermanito fingiendo que nada pasaba. En 10 días estábamos en el Hospital de Cruces, donde nos confirmaban el diagnóstico Neuroblastoma de alto Riesgo.

 

No podía creer lo que me estaban diciendo, teníamos que ser fuertes pero resultaba imposible. Siempre digo lo mismo entré en el Hospital de Cruces con 1.000 problemas cotidianos como podemos tener cada uno de nosotros y en 15 segundos me quedé con uno solo.

 

Sin tiempo para reaccionar comenzó el tratamiento y pronto los primeros resultados, mi princesita estaba reaccionando bien al tratamiento. Tiempos con momentos horribles, visitas a la a UCI, muchísimo tiempo en aislamiento. Por otro lado nosotros estábamos haciendo una segunda familia con otros papás y el personal sanitario al que nunca podré agradecer suficiente lo que han hecho por nosotros.

 

Hubo “buenos momentos” sin duda, varios en la pequeña sala de juegos viendo disfrutar a nuestros pequeños y luego largas charlas con otros papás que son los únicos con los que tienes la sensación de entenderte en estos momentos. Siempre decíamos lo mismo “El que no ha estado aquí no se puede imaginar lo que es”

Nuestra familia estaba desestructurada, el hermanito también necesitaba a sus padres y había que multiplicarse. Preguntas constantes con difícil respuesta formaban parte de nuestro día a día.

 

Tengo que destacar, la labor que ha realizado ASPANOVAS BIZKAIA por nosotros como para tantas familias, tanto en cosas materiales como dejarnos un piso para poder quedarnos a dormir, vales de comida etc. Y el cariño recibido tanto por su propio personal como los voluntarios que acudían todos los días, durante todas las semanas a jugar con nuestros chiquitines en el hospital y sacarlos una sonrisa tan importante en estos momentos.

 

Ahora hemos acabado el tratamiento y estamos en seguimiento durante 5 años, con un miedo constante a que se pueda volver a repetir. Por otro lado intentando volver a la vida rutinaria.

 

Nada es lo mismo, he aprendido a distinguir las cosas importantes. Sólo quiero que tanto mi mujer y yo, como mis chiquitines disfruten de cada momento. Hemos pasado un verano inolvidable, intentando recuperar el tiempo perdido, olvidar será imposible.

 

Por último considero que estoy preparado para devolver al resto de familias que vivan una situación similar a la mía, todo lo que he recibido. Por eso estamos trabajando un grupo de personas en que Amara Cantabria haga la labor en Cantabria que otras asociaciones están realizando en otras comunidades. Sólo espero que al menos una persona tenga la sensación que yo tengo de gratitud a todos los que me han ayudado durante sin lugar a dudas el momento más difícil de mi vida.

 

PAPÁ DE IRENE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies